Como no podía ser de otra forma, los que somos “Lean thinkers” nos gusta ver los retos como oportunidades, es por esto que no poder estar presencialmente, nos ha servido también para repensar lo que hacemos y seguir mejorando. Nos hemos empapado de qué herramientas digitales podrían ser útiles para llevar a cabo proyectos Lean y las hemos incorporado en nuestras sesiones virtuales. Así que ya no tienes excusa, llámanos desde tu nueva “oficasa” o desde la playa, que estaremos encantados de acompañarte.